Ésta es la historia de un tractor! o más bien la historia de unos sanos dementes que han puesto éste Lanz Bulldog D1706 de 1952 en la mira de sus ansias restauradoras.

Son cinco amigos que, algunos desde hace ya muchos años vienen compartiendo afición y pasión casi por cualquier cosa que huela a viejo o tenga el más mínimo indicio de óxido, todos ellos de una u otra manera tocan la temática de la automoción en alguna de sus facetas, bien sean los coches clásicos, las motos antiguas, las insignias solaperas de automoción, la automobilia o la automoción agrícola, en éste caso y en una de las tertulias matutinas dominicales que habitualmente aprovechan para poner el país o el mundo en orden! y despotricar sobre los hechos importantes que marcan la actualidad semanal, pues en una de esas reuniones se parió la idea de este proyecto, al que inmediatamente todos prestaron su apoyo!!!!

 

Lanz Bulldog D 1706

Periodo de producción: 1952 - 1955 - 7328 unidades construidas.

17 CV - 2.256 cc

En estas imagenes se puede apreciar la ilusión inicial reflejada en los rostros de los impulsores de semejante proyecto !

Hay que comprar un tractor! ya lo decia mi madre! que es la forma mas barata! de tener descapotableeee!!!

 

 

Éste Lanz se compró en Lugo donde llevaba muchísimos años aparcado entre los trastos de un concesionario de tractores, tenía un aliciente a mayores, aparte del modelo de Lanz, que es un modelo escaso aquí y muy buscado, ese aliciente no era otro que la matrícula de Lugo, se encuentra matriculado y con documentación en regla a falta de ITV claro, si ya es difícil localizar tractores antiguos raros, mucho más lo es aún encontrarlos con documentación y más todavía que esa documentación y matricula sean LU, en un principio la apariencia del mismo era bastante buena, al menos parecía tener buena compresión y pocas holguras en el motor del cual nos habían comentado sus dueños había sido reparado justamente antes de dejarlo parado. En cuanto al exterior si se detectaron ya ciertos faltantes como pilotos tapas de volante, termostato y otros, pero nada que no fuera fácil de conseguir... se decidió proponer el reto de sus restauración mecánica, a la máxima autoridad en el tema de reparación de motores antiguos, que aceptó y el "artefacto" fue trasladado a su taller, donde se procedió a su puesta a punto para el encendido, el primer traspiés surgió con la bomba inyectora que tras años y años parada se encontraba gripada y no funcionaba, solventándose con una limpieza por un taller especializado, al mismo tiempo se repara la carcasa de los piñones de la dirección que se encontraba fracturada y se realiza la limpieza de los diferentes depósitos tanto de aceite como de combustible. Se procede posteriormente al encendido del mismo y aquí es donde nos llevamos la sorpresa más grande! pues tras unos cuantos minutos de marcha normal! inexplicablemente se apaga y después de apagarse se puede comprobar que los dos volantes de inercia, tanto el derecho como el izquierdo, se han fracturado en su centro, osea en la superficie de apoyo con el cigüeñal, se puede comprobar que el asiento de la chaveta y la propia chaveta del volante izquierdo (lado de bombas inyección y engrase) están en muy malas condiciones con paredes redondeadas y holguras, lo que pudiera haber sido la causa de la avería acontecida, al menos en ese volante, pero curiosamente en el volante derecho que también se ha fracturado de igual manera no se aprecian holguras ni deformaciones de chavetero. Éstos hechos hacen replantear la restauración y se opta por desmontar minuciosamente todas y cada una de las piezas del motor, para proceder al rellenado y rectificado del cigüeñal, al desmontar el motor se puede observar que los dos rodamientos de rodillos del cigüeñal, aunque no mucha, presentan algo de holgura en el apoyo con el mismo, y concretamente la pista del rodamiento derecho también tiene holgura en su alojamiento en la carcasa del motor, más holguras que junto con las del chavetero izquierdo pueden haber sido la causa del desastre!. Todos los retenes del motor se ve que no presentan desgastes pero se aprecia que la dureza de los mismos es excesiva debido al paso del tiempo por lo cual no cumplirían la función para la que están colocados, optando por sustituirlos por otros nuevos. Así mismo cabe destacar que tanto la camisa como los segmento y pistón parecen estar perfectos, lo mismo que los casquillos de biela que da la impresión de ser nuevos y con cero holguras. Al mismo tiempo que en la rectificadora proceden a la reparación del cigüeñal, se van consiguiendo otros repuestos para proceder al montaje del mismo, juego completo de juntas de papel para el motor, juntas de goma del radiador, juntas de la culata, faros delanteros, tapa del volante de inercia izquierdo, así mismo y aunque posiblemente no sirvan para pasar la ITV se consiguen los pilotos traseros originales KINBY nuevos sin estrenar.

    

 

   Inicio
   Noticias
   Foro
.
.
.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

..pequeideas ...